Es el brazo extendido, de La Roca Firme para alcanzar a todos los varones de 16 años en adelante a cumplir su propósito en la vida y en el Reino Dios.

Entendemos que cada varón tiene un valor extraordinario para Dios, para su esposa e hijos, y para la consolidación del Reino de Dios en la tierra, conformando un hogar que honre al Señor y bendiga a la familia de Dios; y extendiéndose hacia toda la ciudad.

Nos reunimos seis veces al año, el segundo lunes cada dos meses, compartiendo una charla provocativa que produce cambios, ajustes, y nos provoca a desarrollar el hombre interior conforme al corazón de Dios.

Formando hombres responsables, se establecen familias bendecidas, que conforman una iglesia madura y victoriosa.