YO DERRAMARE AGUAS SOBRE EL SEQUEDAL (03.13.17)

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.” Isaías 44:2

Nos encontramos a través de las Escrituras con miles de promesas de parte de Dios para su pueblo, y nosotros como sus hijos, su iglesia, tenemos que tomar posesión de ellas porque la sangre de Jesucristo y su sacrificio en la cruz nos han dado acceso a poseerlas. Nuestro Dios, nuestro Hacedor, el que nos formó en el vientre de nuestras madres, él nos ayudará, no hay porque temer.

“Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos.” Isaías 44:3

El Señor asegura que llegaría el día en que el Espíritu Santo sería derramado sobre una generación futura. Esta profecía tuvo un cumplimiento parcial el día de Pentecostés. Hoy nosotros somos testigos de que Dios está derramando su gloria, su presencia y la llenura del Espíritu Santo sobre todos aquellos que se dejen usar como vasos útiles en sus manos. En este tiempo el derramamiento del Espíritu ha traído una renovación fresca a nuestra fe, como el agua sobre la tierra seca, dándonos las fuerzas y el impulso para ser un pueblo fértil y bendecido.

“Y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riveras de las aguas.” Isaías 44:4

El pueblo de Dios se levantará con fuerzas renovadas, brotará entre las dificultades y situaciones negativas, para crecer como esos árboles que viven junto a las riveras de las corrientes de agua y de los ríos que atraviesan la tierra, siempre verdes y saludables. Para que todo esto se haga realidad tenemos que estar preparados, los tiempos son malos y la venida del Señor se acerca y si no tenemos la cobertura del Espíritu de Dios, la lucha se hará muy difícil.

“Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación. Y diréis en aquel día: Cantad a Jehová, aclamad su nombre, haced célebres eb los pueblos sus obras, recordad que su nombre es engrandecido. Cantad salmos a Jehová, porque ha hecho cosas magníficas; sea sabido esto por toda la tierra.” Isaías 12:3-5

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO