RECORRIENDO EL CAMINO DEL PERDON

Este camino tiene dos vías, perdonar y pedir perdón, cualquiera de los dos cuesta, hay que dejar el orgullo a un lado, hay que humillarse, hay que reconocer el error y hay que pasar por alto las faltas. NO ES FACIL! - Pedro preguntó a Jesús cuantas veces tenían que perdonar; Mt.18:21-22Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.” Setenta veces siete, 490 veces! Por cada uno que nos ofenda. Mientras no se perdona estaremos atados, y alguien que está atado no funciona, queda paralizado. Cuando hay perdón hay restauración y bendición. La parábola de los dos deudores, en Mateo 18, dice que uno que debía mucho dinero fue llamado a cuentas, si no pagaba sería vendido junto con su familia y sus pertenencias. Debía 10.000 talentos, eso era muchísimo dinero. Pero tanto rogó, suplicó, lloró, que aquel rey tuvo compasión, fue movido a misericordia y le perdonó la deuda. Saliendo de allí se encontró con uno que le debía 100 denarios, no le quiso perdonar y lo mandó a la cárcel. Se enteró su señor y se enojó mucho, él le había perdonado una deuda cuantiosa y este no había querido perdonar una tan pequeña. Resultado, lo metieron en la cárcel de por vida, “Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.”  Perdo-nar de todo corazón, es olvidar para siempre la ofensa. Eso es lo que hizo Dios con nosotros. A nosotros tampoco nos alcan-zaría el dinero ni el tiempo, para pagar la deuda que tenemos con Cristo, ese precio fue pagado con sangre, él nos sacó de la cárcel espiritual, del dolor, la tristeza y la opresión del enemigo, somos libres. El nos perdonó y nos ha enseñado el camino del perdón para que transitemos en el cuantas veces sea necesa-rio, tanto para perdonar como para pedir perdón. Mr.11:25-26  “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

LRF MediaComment