QUE NADA NI NADIE DESVIE TU CAMINO

“Con todo mi corazón te he buscado; no me dejes desviarme de tus mandamientos.” – Salmo 119:10

Comenzamos un nuevo año, como siempre hacemos un recuento de los que pasó en el año que terminó, evaluamos los logros, hasta donde llegamos, que alcanzamos y que no, y nos proponemos con voluntad férrea los nuevos propósitos, nos trazamos nuevas metas, tenemos nuevos sueños, y nos enfrentamos con optimismo a lo que tenemos por delante. Algunos, como yo, escribimos lo que queremos, para que no se nos olvide y poder comparar los avances a medida que pasan los días. - “En tus mandamientos meditaré; consideraré tus caminos. Me regocijaré en tus estatutos; no me olvidaré de tus palabras.” Salmo 119:15-16 - Indudablemente encontraremos piedras en el  camino, cruzaremos desiertos, enfrentaremos tempestades, pero nada de eso nos debe detener ni mucho menos deviar del propósito y la voluntad de Dios. “Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los labios. Tus ojos miren lo recto, y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante. Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal.” Pr.4:24-27 -  No desenfoques tu  mirada en el 2019. Mantén tu mirada fija en tus objetivos. Apártate de comentario dañinos. No hables mal de nadie, ni permitas que otros lo hagan en tu presencia. Camina rectamente siguiendo las pisadas de Jesús. No te entretengas en cosas que no edifican, no te deleites en ellas ni las pongas en primer lugar. Que todos tus esfuerzos en el 2019 den fruto. - “Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.”  2 Juan 8 – Cordura, sabiduría, obediencia, amor, gozo, paz, esto y mucho más es lo que todo creyente debe manifestar. Hay privilegios para todos los que caminan con el Señor sin desviarse, los que dan fruto de sus esfuerzos y trabajos, y sin lugar a dudas tendrán su galardón al final del camino recorrido; galardón al final de este nuevo año, y galardón en la eternidad. Iglesia que este nuevo año se manifieste el fruto del Espíritu en cada una de nuestras vidas, así como alcanzamos nuestras metas, sueños y propósitos, y que el 2019 sea muy bendecido.

LRF MediaComment