CANTICO DE ACCION DE GRACIAS

“El que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriqueci-dos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.” 2 Cor.9:10-11

 

Nuestro amado Padre celestial tiene cuidado de nosotros, sus hijos, provee a todas nuestras necesidades, multiplica la bendición y aumenta los frutos. Todo aquel que con amor está dispuesto a dar de lo mucho o poco que tiene, con un corazón generoso, que siente compasión por los necesitados y extiende su mano para ayudar, sobreabundará en bendi-ción y la provision de Dios nunca faltará en su vida y en su casa. Enriquecidos en todo, esto no significa que seamos ricos en lo mate-rial, sino mas bien que tengamos la seguridad de que la gracia de Dios nos rodeará y suplirá todo lo que nos falta. “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Fil.4:19 – El Ap. Pablo está mostrando aquí ese cuidado paternal, amoroso y tierno de nuestro Dios. El suplirá todas nuestras necesidades, físicas, materiales y espirituales, nos alienta y espera que seamos agradecidos. “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tes. 5:18.

Vivimos en un mundo egoísta, cruel y materialista, donde cada uno mira por sí mismo, pero eso no es lo que nos enseñó Jesús, el nos ha mandado a ayudar al necesitado, a dar pan al hambriento, ropa al que está desprovisto, consuelo al que sufre, aún mas, nos dijo que lloremos con los que lloran. Tener un corazón sensible al dolor de otros, tener misericordia por ellos, así como él la tuvo con nosotros al venir a este mundo a dar su vida por amor a la humanidad. Extendamos nuestras manos para ayudar, y elevemos un cántico de alabanza y reconoci-miento a nuestro amado Señor porque nos ha colmado de bienes, su favor y su gracia nos han llenado y estamos muy agradecidos! “Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, pues cercano está tu nombre; los hombres cuentan tus maravillas… yo siempre anun-ciaré y cantaré alabanzas al Dios de Jacob.” Salmos 75:1 y 9

LRF MediaComment