A SU TIEMPO SEGAREMOS, SI NO DESMAYAMOS

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.” Gálatas 6:9

Es el deber de todo Cristiano que ha recibido la instrucción de la palabra de Dios, hacer bien todo lo que haga. El negarse a hacerlo, teniendo la oportunidad y los medios, es ser egoísta, lo cual destruirá la cosecha que pudo ser buena y abundante. Hacer bien es obrar bien, pensar bien, hablar bien, actuar bien, en todo momento y lugar. Dar buen testimonio, no importa lo que los demás hagan o digan, lo verda-deramente importante es lo que nuestro Señor espera y opina de nosotros. Siempre habrá una oportunidad para hacer algo bueno, no nos cansemos, y si en algún momento nos sentimos así, tengamos la plena seguridad que Dios renovará las fuerzas y nos animará para seguir sin desmayar. Josué tenía delante suyo un gran reto y mucha responsabilidad, tenía que liderar a Israel para entrar a la tierra prometida. Dios lo había escogido en lugar de Moisés, y le dice a éste: “Y manda a Josué, y anímalo, y fortalécelo; porque él ha de pasar delante de este pueblo, y él les hará heredar la tierra que verás. Deut. 3:28. Moisés había estado al frente del pueblo por cuarenta largos y difíciles años, pero no podría entrar a la tierra prometida, tenía que hacerse a un lado y dejar que Josué siguiera adelante, no era fácil, pero él fue obediente y fiel a su Dios e hizo como se le había mandado, lo hizo bien, no se sublevó, ni se enojó sino que animó y fortaleció a Josué; un gran ejemplo a seguir. Nunca faltará una oportunidad para hacer lo bueno, lo que conviene, lo que bendice al reino, a otros y tam-bién a nosotros.  A su tiempo segaremos, ¿a qué tiempo? cuando se vean nuestras buenas obras, cuando se muestre el fruto de nuestro trabajo, tenacidad, esfuerzo y amor con que lo estamos haciendo. No desmayemos, hay que permanecer para recibir la recompensa. Recuer-da iglesia, puede ser que no se vea el fruto de nuestro trabajo inmedia-tamente, y no es lo mas importante tener el reconocimiento de los hom bres, pero al pasar del tiempo se verá, y no hay nada mejor que recibir la aprobación del Señor: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” Mateo 25-21

LRF MediaComment