Shalom - ¿Que Significa?

El saludo en hebreo es muy significativo, no es un simple hola o buenos días o Dios te bendiga, tiene un significado mayor.  

Salud – 3 Jn. 2  “Amado, yo deseo que seas prosperado en to-

das las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”

Dios quiere que cada uno de sus hijos disfruten de buena salud, que nos vaya bien en todo, que todos nuestros planes, esfuerzos, propó-sitos, familia, ministerio, estén de acuerdo a su voluntad.

Humildad – 1 P. 5:5  “… Y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. La humildad debe ser la marca del pueblo de Dios, signi-fica ausencia de orgullo, dispo-sición a darle el crédito a Dios en to-do. En heb.: Revestir es atarse un pedazo de tela. En el NT los es-clavos se ataban un pedazo de te-la, para que otros supieran que eran esclavos, de la misma manera los creyentes debemos mostrar la humildad de Cristo.

Amor – 1 Jn. 3:16 “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nues-tras vidas por los hermanos.” El amor se expresa mediante la ayu-da sincera y desinteresada, a quien lo necesita, el que no lo hace es que no tiene el amor de Dios en su vida. El amor se demuestra con hechos, no solo con palabras.

Liberación – Salmo 32:7 “Tú eres mi refugio; me guardarás en la angustia; con cánticos de liberación me rodearás.” Libertad en Cristo es la liberación de la condenación, la esclavitud del pecado y del dominio de Satanás. La verdadera liberación comienza con la unión del creyente con Cristo y se mantiene con el Espíritu Santo.

Obediencia – Rom. 16:19 “Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal.” Que nuestra obediencia a Dios y a su palabra, sea notoria entre los que nos ro-dean y conocen. El ap. Pablo se gozaba al ver como los nuevos

convertidos permanecían en la fe y en la obediencia.

Misericordia – 1 P. 2:9-10 – “Vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. La maravillosa misericordia del Padre nos ha hecho su pueblo y nos ha puesto en lugares de privilegio. 

Por la Pastora Graciela Lago