“SOLO PARA VALIENTES. DESAFIOS, RIESGOS, COMPROMISO” (08.07.16)

¿Quién es el valiente que le dice a Dios “HEME AQUI, o HAGASE TU VOLUNTAD” ¿En medio de la incertidumbre que se vive, quién está dispuesto a correr riesgos y enfrentar desafíos? ¿Quién quiere hacer la voluntad de Dios? ¿Cuántos estaremos dispuestos a buscar la santidad, sin la cual no podremos ver al Señor? Son muchas preguntas, pero para todas hay respuestas, y cada uno lo tendrá que comprometerse con el Señor. En la Biblia encontramos muchos valientes que lo hicieron, desafiando, arriesgando, enfrentando la oposición, el que dirán, a sus propios temores o prejuicios comprometidos con Dios. ¿Quién estará dispuesto a dejar la comodidad, y decirle al Señor, AQUI ESTOY, HAZ CONMIGO COMO QUIERAS? La expectativa de un avivamiento que esperamos ansiosamente nos cautiva, pero no nos podemos quedar parados, quietos, solamente esperando que caiga alguna bendición, como los discípulos cuando Jesús fue alzado a los cielos. Hch. 1:10-11“Y ESTANDO ELLOS CON LOS OJOS PUESTOS EN EL CIELO, ENTRE-TANTO QUE EL SE IBA, HE AQUI SE PUSIERON JUNTO A ELLOS DOS VARONES CON VESTIDURAS BLANCAS, LOS CUALES TAMBIEN LES DIJERON: VARONES GALILEOS, ¿POR QUE ESTAIS MIRANDO AL CIELO? ESTE MISMO JESUS, QUE HA SIDO TOMADO DE VOSOTROS AL CIELO, ASI VENDRA COMO LE HABEIS VISTO IR AL CIELO”.  Jesús dejó a sus discípulos dos promesas: que enviaría sobre ellos el Espíritu Santo y que volvería a buscar a su Iglesia. En el pasaje que leímos los ángeles les dijeron NO SE QUEDEN MIRANDO AL CIELO, estaban asombrados, por lo que acababan de ver, hasta quizás un poco temerosos, mas ahora era el momento de volver a Jerusalén y hacer lo que Jesús les mandó. Hoy nosotros necesitamos que se nos recuerden estas palabras, porque nos envolvemos en tantas cosas, aun dentro de la obra, que nos olvidamos que mientras esperamos también tenemos que desarrollarnos en lo que se nos ha asignado.

a.    Enfrentaremos DESAFIOS, TRABAJOS, pero tenemos que PERMANECER y SER VALIENTES.

b.    Enfrentaremos RIESGOS, PELIGROS, y también habrá SACRIFICIOS, pero no vamos a DESMAYAR.

c.    Haremos un COMPROMISO, practicaremos la DISCIPLINA, y seremos CONSTANTES en el propósito. 

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO