EL DIOS DE LOS EJERCITOS ESTA CON NOSOTROS (07.30.17)

“Y David iba adelantando y engrandeciéndose, y Jehová Dios de los ejércitos estaba con él.” 2 Sam. 5:10

¿Te has preguntado alguna vez por qué David adelantaba, conquistaba e iba engrandeciéndose cada día más? Muy sencillo, porque consultaba a Dios antes de cada movimiento que hacía. Queremos gozar de los beneficios del Señor y sus bendiciones pero no estamos tan dispuestos a consultarlo en todas las cosas y menos aún a obedecer su palabra. No quiero ser negativa, mas bien me lo aplico a mí misma y me pregunto cuantas veces, antes de tomar una decisión (por más insignificante que sea) consulto al Señor y esperó su respuesta. David era un hombre de guerra, adiestrado para la batalla, dispuesto siempre a luchar para ganar, siempre marchando hacia delante, seguro de alcanzar sus metas, de conquistar, de seguir sin desmayar aunque todo estuviera en su contra, un temerario, pero lo hacía porque estaba seguro que tenía un Dios todopoderoso que guardaba sus espaldas, y porque cada paso que daba estaba respaldado por él. No peleaba en sus propias fuerzas, no era su inteligencia o estrategia militar, era porque dependía total y plenamente en su Rey, su confianza estaba puesta en Jehová de los ejércitos. “Entonces consultó David a Jehová, diciendo: ¿Iré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano? Y Jehová respondió a David: Ve, porque ciertamente entregaré a los filisteos en tu mano.” 2 Sam. 5:19 – Una de las mayores virtudes de David era su convicción de que la ayuda, y dirección de Dios eran esenciales para su éxito en la batalla; por eso hizo un hábito regular el consultarlo. Cuanto mejor nos iría a nosotros si hiciéramos lo mismo! El cumplimiento del propósito de Dios para nuestras vidas no tendría estorbo. Todo depende de una entrega mayor, y una búsqueda continua y más profunda de su dirección mediante la oración, el escudriñar las Escrituras y dejarnos guiar por el Espíritu Santo. Cuando Jesucristo estuvo en la tierra no dejó un día de consultar con su Padre, buscar en él las fuerzas, la sabiduría, en constante dependencia. ¿Qué nos hace pensar que nosotros no necesitamos eso? Para declarar que Jehová de los ejércitos está con nosotros, antes busquemos su aprobación en lo que vamos a hacer, después… ADELANTE! 

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO