“OBEDECER ES MEJOR” (07.09.17)

“Y Samuel dijo: Se complace Jehová tanto en los holocaustos y victimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehova? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención, que la grosura de los carneros.” (1 Samuel 15:22)

La obediencia es el camino mas seguro para obtener las mas ricas bendiciones de Dios. La obediencia a Dios solo es posible por la fe en Cristo. Una vida de bendiciones vendrá por la relación íntima con el Padre, y debemos obedecerle como lo hizo su Hijo Jesucristo. “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a si mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres, y es-tando en la condición de hombre, se humilló a si mismo, hacién-dose obediente hasta la muerte y muerte de cruz.”  Fil. 2:5-8. Jesús es el mejor modelo de obediencia que podemos tener para imitar. Es muy importante que reconozcamos que debemos obedecer a Dios y a su palabra. El tema de la obediencia es tan importante que “obedecero “desobedecer” puede determinar el destino nuestras vidas. El termino obedecer en hebreo significa literalmente “prestar atención a”; y en griego tiene el sentido de “oír debajo de”, o sea oír bajo la autoridad o influencia del que habla. El principio de la obediencia esta relacionado al principio de la autoridad divina, y la obediencia esta íntimamente vinculada a la fe. Al reconocer a Dios, convencidos de su soberanía, creer en él y en sus promesas, le obedecemos sin problema. Tanto en el A.T. como en el N.T. encontramos ejemplos de hombres y mujeres que le obedecieron y fueron muy bendecidos. La obediencia, según la definición del diccionario es el acto de someterse a la voluntad de alguien. La obediencia no solo impone condiciones, sino que también trae privilegios. Cada vez que Dios ordenó algo a alguien había un propósito y una bendición. Ejemplo: La obediencia de Abraham fue porque creyó lo que Dios le dijo, o sea fue impulsada por la fe y la confianza. El Ap. Pablo que desde su conversión determinó obedecer a Dios y a su llamado, hizo que sus cartas escritas la mayoría desde la cárcel, nos dieran la guía y los consejos que nos han beneficiado y bendecido. Por la obediencia de este hombre nosotros hemos sido enriquecidos en gran manera. Obedecer es mejor y nos conviene!

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO