“SER PADRE ES MAS QUE ENGENDRAR HIJOS”

Hoy es un día especial en que reconocemos a nuestros progenitores, y los celebramos por ser quienes son. Ser padre es mucho más que tan solo engendrar hijos, es criarlos bien, darles el buen ejemplo de vida, es enseñarles, guiarles, proveerles, amarles y sobre todo mostrar a Cristo a través del testimonio. Esto es para todos los padres pero principalmente para los varones de Dios. Tenemos el mejor ejemplo en nuestro Padre celestial, que nos ha amado con amor eterno. El mejor ejemplo, JESUS. Lc. 13:34 – “Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!” – La gran tristeza del Señor es ver a su creación tan lejos de la voluntad de Dios no viviendo bajo su gracia y amor, no aceptando su perdón. Es el mismo dolor de un padre que sufre por sus hijos apartados, y rebeldes. Pero hay esperanza, para eso mandó Dios a su Hijo al mundo, por eso estamos hoy aquí, por su gran amor de Padre!  Mt.7:9-11 – “¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?” – Buenos padres desean lo mejor para sus hijos, por eso hay que ponerse en las manos del Señor, obedecerle y seguir su camino. Estamos viviendo tiempo dificiles y nos encontramos muchas veces que el varón no quiere ocupar el lugar que le corresponde como sacerdote del hogar, y tomando cartas en la crianza de sus hijos. Es más fácil dejarle esa parte a la mujer, que se preocupe ella, pero eso no es lo que Dios ha dicho y nos enseña en su palabra. Si está el padre en la casa, el varón es el responsable y no se pueden escapar, librar, o zafar. No le puede dejar el lugar a la mujer “porque ella lo hará mejor”, NO! no es lo que Dios quiere. La mujer acompañará al varón en la educación de los hijos, por supuesto que mientras son pequeños la madre pasará más tiempo con ellos, pero siempre dándole el lugar que le corresponde al varón como padre, y siempre poniéndose de acuerdo, JUNTOS, en las decisiones a tomar en cuanto a la educación y crianza de los hijos.

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO

LRF MediaComment