MADRES

Madres, mujeres valientes, luchan siempre con valor

 Pues se saben respaldadas por el Espíritu de Dios,

 moldeadas y diseñadas por las manos del Creador,

 instruídas en la palabra y guiadas por amor .

Administran bien los bienes, con virtud y con lealtad, por su familia no temen, tienen el favor de Dios, 

quien las llena de su gracia, las rodea de abundancia,

de salud y bendición, y del gozo del Señor.

  Diligentes en la tarea, llenas de sabiduría,               mujeres comprometidas, saben estar sometidas,   

 siempre dispuestas a dar, dignas, misericordiosas, 

que viven en la verdad. 

   Reconocidas, seguras, sus frutos son abundantes, dignas de ser alabadas, y saben esperar en  Dios, sobretodo son pacientes, muy virtuosas y valientes,

se esmeran en lo que hacen y se comportan con honor.

  Esforzadas, y muy dignas, amorosas, escogidas, inspiradas, que se enfrentan cada día, con la confianza  en su Dios, son líderes de valor, seguras de que

a sus vidas, siempre vendrá lo mejor. 

  Solícitas, trabajadoras, son mujeres de oración, sumisas bajo la sombra de Jesús su Salvador. 

Ardientes en el Espíritu, llenas de gracia y amor, descansando en las promesas, con paz en el corazón.

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO

LRF MediaComment