UNA IGLESIA LLENA DEL GOZO DEL SEÑOR (04.09.16)

“Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.” Romanos 15:13

Una iglesia alegre, activa, poderosa y firme, es una iglesia que está llena del gozo del Señor. Es bien sabido por cada creyente conocedor de la palabra, que “el gozo del Señor es nuestra fuerza” (Nehemías 8:10). Una iglesia que impacta su entorno, el lugar donde está plantada, que da buen testimonio y alcanza las almas perdidas. “Por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida” (Pr. 11:11). Una iglesia multiplicadora, que vive en continuo crecimiento, siempre dispuesta a extender una mano de ayuda a la comunidad. “Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo, y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hch. 2:46-47). Una iglesia estrechamente vinculada con el Espíritu Santo, principal protagonista en la vida de la iglesia cristiana, el que cambia, corrige, enseña, transforma, bautiza, guía, llena y fortalece. “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare” (Hch. 2:38-39). Hay ocho verbos positivos que todo buen creyente debería adoptar:

1.    Crecer

2.    Aumentar

3.    Sumar

4.    Multiplicar

5.    Avanzar

6.    Expandir

7.    Extender

8.    Alcanzar

Estas deben ser las características principales de la iglesia que manifiesta la llenura del Espíritu, sus dones, su fruto y el gozo! 

POR LA PASTORA GRACIELA LAGO